En La Morada sabemos latín

022_lPuede que no nos sepamos bien el Shim Sham, que nuestro bouncing no sea el más depurado de Madrid o que nuestras playlists incluyan alguna que otra bad band; pero lo que sí tenemos claro es que apostamos por un ocio libre, construido mediante intercambios gratuitos. Y no es que seamos punkies, es que sabemos latín:

  • Ocio: otĭum
  • Negocio: negotĭum (neg-otĭum ): no-ocio

¿Estaban locos los romanos? Viendo el circo que montaron diríamos que sí, pero ya intuyeron que el ocio era lo que pasaba cuando se terminaban los negocios y empezaba el momento de los intercambios libres.

Esa es la filosofía que hace falta para venir a bailar a la Morada, vestido de centurión o de oficinista de Harlem de los años veinte, como prefieras. ¿Por qué comprar la felicidad en happy hours si puedes ponerte morado a bailar toda la semana?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.